martes, 2 de mayo de 2017

CRISÁLIDAS DE LUZ

     Dicen por ahí que de una exposición sale otra, ¿o era de una boda? Bueno creo que en nuestro caso se trata de la primera opción. Y debe de ser así, de hecho ha sido así.
     Hace un año  expusimos por vez primera en el centro cívico de Montequinto, la  Biblioteca donde nacimos como Asociación, allí fue, allí es ,donde las puertas siempre abiertas nos permiten reunirnos y realizar talleres y encuentros con fotógrafos de renombre.  Y fue allí donde se gestó esta Exposición que ahora se muestra ante el mundo, ante nuestros paisanos y amigos, ante todo aquel que detiene sus pasos ante la mirada tranquila de un niño etíope que carga sobre sus hombros un apero de labranza. Fue entonces cuando nuestra Delegada de Cultura del Ayuntamiento de Dos Hermanas quedó atrapada en la mirada que del mundo que nos rodea hacemos cada uno de nosotros. Y quiso traernos a Dos Hermanas, a la Almona. Eso ya eran palabras mayores.

     Hemos crecido como autores desde aquella primera vez, no sólo en técnica sino en compromiso con la sociedad que nos rodea, con nosotros mismos como autores. Ya empezamos asentir lo que somos : fotógrafos, crisálidas que atrapan la luz, que la acarician, que la envuelven entre sensores y diafragmas; entre velocidad de obturación y corazones que hablan, que cuentan, que hablan de cuanto nos rodea , cuanto nos inspira.

     Somos un grupo joven pero maduro a la vez. Hemos ido paso a paso labrando una forma muy personal de contar cuanto nos atrapa, cuanto nos emociona, cuanto nos grita. Somos quince crisálidas que han abierto sus alas y se han echado a volar; como quince miradas que miran de frente; escondidos entre el público, entre las sombras de una noche que se avecina; entre los dolores de una vida que empuja, que se acerca haciendo gritar a una madre, entre un público entregado a las notas de una guitarra, entre el silencio al ver procesionar una Imagen cargada de fervor y de pasión; entre unos juegos de niñas, entre un banco solitario que espera la llegada de transeúnte cansado; con amor de una abuela que debuta como tal, de un padre que rodea de blanco a su hijo; de unas niñas que se visten de ayer para hacer un hoy diferente; de unos mendigos que miran de frente, sin miedo,; una joven que se muestra sin mostrarse; de una bellezas serenas; de un hombre solitario que camina por el campo... Somos quince amigos que disfrutan, que sueñan, que viven.

     La exposición que inauguramos el pasado 28 de abril será sin duda alguna un punto de inflexión en nuestra asociación. Hemos crecido como fotógrafos y no tenemos miedo a mostrarnos ante los ojos de los demás, a sus críticas, a sus halagos también. Y tuvimos el mejor padrino que podíamos imaginar, nuestro amigo Hani Latif que llenó el lugar de anécdotas y sonrisas. El pasado viernes 28 disfrutamos como niños, reímos, fuimos de acá para allá. FUIMOS MUY FELICES,SOMOS MUY FELICIES porque nos lanzamos sin red, dando todo de nosotros, transmitiendo todo ese AMOR QUE SENTIMOS POR LA FOTOGRAFÍA. Y además, vinieron a estar con nosotros algunos amigos que hacía tiempo que no veíamos. ¡¡Qué alegría verlos de nuevo!!

¡¡Bendito veneno este que nos envuelve, que se ha apoderado de nosotros!! 

¡¡Bendita fotografía!!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer nuestro blog. Si te ha gustado la entrada, compártela en tus redes sociales o bien deja un comentario más abajo.
Esperamos volverte a ver pronto.